Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

BMW i3

#1
[Imagen: i3.jpg]
El BMW i3 original se empezó a vender en 2013 con una batería de 60 Ah. Mide 3,99 metros de longitud, puede transportar a cuatro ocupantes. Tiene dos versiones, una puramente eléctrica y otra llamada i3 REX que añade un motor de gasolina (que genera electricidad para alimentar el motor en caso de emergencia). BMW ha conseguido que el i3 sea un vehículo ligero gracias al uso de fibra de carbono. El maletero tiene un volumen de 260 litros.

En verano de 2016, BMW puso a la venta el BMW i3 94 Ah con batería de 33,2 kWh fabricada por Samsung. La batería de 94 Ah es 50 kg más pesada que la de 60 Ah, por lo que las prestaciones del i3 94 Ah son algo peores.

Todos los i3 tienen el mismo motor eléctrico de 170 CV. Las versiones REX pesan 120 kg más ya que llevan un motor bicilíndrico de gasolina con ese peso. El motor de combustión no recarga la batería, sino provee de electricidad al motor eléctrico cuando se está agotando la batería. El consumo del motor eléctrico es alto (7,5 litros a los 100) y solo aporta 34 CV, pero puede ser interesante para aquellas personas que quieren más autonomía y vivan en zonas con pocos cargadores eléctricos.

El motor eléctrico reacciona muy rápido al pisar el acelerador. En una conducción deportiva la batería se puede agotar en 70 km mientras que una conducción sin grandes acelerones puede hacer durar el trayecto hasta casi 180 kilómetros.

El consumo medio del i3 94 Ah es 12,6 kWh/100 km, algo mejor que el Renault Zoe que es de 14,6 kWh/100 km.

El equipamiento de serie del i3 incluye climatizador, sensores traseros de ayuda a aparcamiento, control de presión de neumáticos, control de estabilidad, navegador, entrada para dispositivos USB y llantas de aleación.

Las puertas traseras son mucho más pequeñas y solo pueden abrirse una vez estén abiertas las delanteras.

La visibilidad del i3 al exterior es muy buena en todos los ángulos. La dirección es muy rápida (solo 2,5 vueltas) y el diámetro de giro muy pequeño (9,9 metros entre paredes).

El funcionamiento del motor eléctrico es excelente, por empuje y entrega de fuerza. Se puede acelerar de 0 a 150 km/h sin cambiar de marchas y la sensación es la misma que puede dar un deportivo de gasolina.

La aceleración del i3 es un punto muy destacable, llegando a superar a muchos deportivos. Pasa de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos.

Un BMW 320d de 184 CV o un Porsche Cayenne de 299 CV tardan 5,8 segundos en alcanzar los 120 km/h desde los 80 km/h, más que el i3, que lo hace en 5,6 segundos.

La suspensión del i3 es dura, pero no incómoda. Un Renault Zoe tiene una suspensión que filtra mejor los baches, pero sus reacciones a los cambios bruscos de dirección son más lentas y torpes. Tanto en las frenadas como en las aceleraciones fuertes, balancea poco. La dirección tiene un tacto muy agradable y precisa, siendo un vehículo ágil.

Cuando quedan 10 kilómetros de autonomía, la barra de estado de la carga de la batería pasa de color azul a amarillo, y la capacidad máxima de aceleración disminuye. Si llega a marcar 0 km el coche no se para, pero se reduce drásticamente la velocidad y aceleración.

Las recargas se pueden hacer a varios niveles de amperage. La mínima a 5,8 A (para no sobrecargar redes domésticas con pocos Kw). Esto supondría casi 24 horas para recargar la batería al 100% gastando unos 24 kWh en el proceso. A 11,6 A se recarga en 10 horas. gastando poco más de 23 kWh.

Nota: en otoño de 2018 se pone a la venta la tercera generación del BMW i3 del que no hay datos oficiales todavía
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)